• June 17, 2024, 7:32 am
  • info@hastaquecaigalatirania.com
  • Error>

Habitantes de Los Roques viven un “infierno” en un paraíso destruido por el régimen

Habitantes de Los Roques viven un “infierno” en un paraíso destruido por el régimen

Habitantes de Los Roques viven un “infierno” en un paraíso destruido por el régimen

Habitantes de Los Roques viven un “infierno” en un paraíso destruido por el régimen


Desde la Redacción Hasta que caiga la tiranía

Es uno de los mejores destinos turísticos del planeta. Un paraíso único, con una gran riqueza ambiental, compuesto por 50 islas, extensos arrecifes. Hasta ha sido declarado "Zona Especial". Nada estas bondades parecen importarle al régimen. El Archipiélago Los Roques, donde sus habitantes pasan más de 24 horas continuas sin luz.

Es tal la desidia, que han llegado a pensar que "quieren sacarlos, para que el Gran Roque sea solo para los enchufados". El régimen de Nicolás Maduro solo se concentra en ampliar la pista de aterrizaje del aeródromo. Ir en contra de la naturaleza, es ecocidio, es un delito; también hasta un "crimen de lesa humanidad".

Entretanto, este paraíso del mar caribe se vuelve cada día, invivible para sus moradores originarios, los roqueños, en su mayoría dedicados a la pesca, lancheros o al sector turismo.

Las constantes fallas de la electricidad; hasta han llegado a denunciar que las propias autoridades del gobierno insular Francisco de Miranda incumple el Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso (PORU) del Parque Nacional Los Roques y las amenazas a los habitantes si reclaman o protestan por estas irregularidades.

"No se imaginan la depresión, ansiedad y desespero que causa vivir en Los Roques. Te dicen que vives en un paraíso, pero no tienes electricidad. Se puede pasar más de 30 horas sin luz, y te dan cinco y creen que con eso es suficiente", dice un residente de la zona en entrevista para El Pitazo.

Dicen que es doloroso ver como los amigos del gobierno insular si pueden construir lo que quieran y además hacen más larga la pista aérea; "sacan arena de un lugar para rellenar otro, dañando el equilibrio natural y la isla, sin castigo alguno", comenta una lugareña, que resguardó su identidad por seguridad.

La falta de electricidad es el problema más grave en Los Roques. Entre el 1 y 9 de este mes, apenas recibieron el servicio dos o tres horas al día. Así el régimen quiere impulsar el turismo.

Están cansados de no obtener respuesta oficial. "Si se reclama, te dicen que no saben nada, que tengas paciencia, pero te recalcan que no te quejes, porque te pueden quitar la concesión, la casa o denunciar", sostiene uno de los residentes.



Faroles de adorno

Este problema no es reciente. Aparece en la investigación "Los Roques a la Orilla de un Desastre Ambiental", elaborada por la Alianza Rebelde Investiga (ARI), conformada por El Pitazo, Runrun.es y TalCual, que recopila las fallas en los servicios públicos en este lugar tan prodigioso por la naturaleza, pero destruido por el régimen.

De este problema, el dictador solo ha hablado de esta "zona especial" una sola vez a principios de este 2023. Junto con el ministro de Energía Eléctrica, Néstor Reverol, anunció la instalación de nuevos medidores eléctricos, hacer entrega de bombillos LED, luminarias y kits solares, además modernizar el Sistema de Distribución y Transmisión de Los Roques.

De esos kits solares, bombillos y luminarias LED, los lugareños saben muy poco. "Llegaron a realizar censos y adecuaciones en posadas más grandes. Instalaron luces en las calles y algunos faroles que siempre están prendidos. Pero no es la luz de nuestras casas", advierten los residentes.

El régimen sigue empeñado solo en la construcción de la pista. Los residentes también se preocupan por ello, porque están conscientes del daño ambiental que representa. Conocen de las normas establecidas en el Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso (PORU) del ¨Parque Nacional Archipiélago de Los Roques, publicado en 1991, con vigencia y regula cualquier actividad pública y privada que allí se ejecute. Se pudiera hablar hasta de un ecocidio.



La cabecera de la pista limita con el mar en una bahía localizada al noreste de ese cayo. El aumento en longitud es posible a través del relleno de esa bahía, lo cual afectaría el ecosistema coralino, denuncian expertos.

"El área a ser modificada por la elongación de la pista alberga ecosistema de manglar y de praderas de pastos marinos, protegidos por leyes nacionales y por el PORU del Parque Nacional Archipiélago Los Roques. Ecosistemas amenazados por esta construcción a corto, mediano y largo plazo. Al igual que los arrecifes coralinos cercanos, donde sabemos hay un importante reclutamiento de corales", describe un documento que circula entre biólogos, ambientalistas y oceanógrafos y sociedad civil entre el 11 y 12 de octubre, y que recoge firmas para solicitar la paralización de la obra.

Ante esta situación de incertidumbre, los roqueños dicen que deben guardar silencio y reciben amenazas de emisarios del régimen insular. "Tenemos que callar por miedo, porque nos pueden llevar presos, para que no nos saquen de la isla, por el simple hecho de expresar nuestras necesidades", revela una joven roqueña.

Este miedo que puede caer en paranoia, es legítimo. Cuando se les pide más información recuerdan cuando 16 habitantes recibieron una citación del Ministerio público y trasladados a tribunales del estado Vargas, el 10 de junio de 2021. Al caer la noche, los dejaron encerrados y en espera de fiadores que pudieran interceder por ellos para que se marcharan de nuevo a sus hogares. El régimen les adjudicó "ataques a la autoridad por protestar ante los abusos cometidos en pandemia".