• April 21, 2024, 11:40 am
  • info@hastaquecaigalatirania.com
  • Error>

Escasez de agua: más de 9.5 millones de venezolanos disminuyen ingesta de líquidos

Escasez de agua: más de 9.5 millones de venezolanos disminuyen ingesta de líquidos

Escasez de agua: más de 9.5 millones de venezolanos disminuyen ingesta de líquidos

Escasez de agua: más de 9.5 millones de venezolanos disminuyen ingesta de líquidos


Desde la Redacción Hasta que caiga la Tiranía

Uno de los tantos problemas que se agudiza en Venezuela: la escasez de agua potable. Vital líquido para la sobrevivencia, en un país sumido en la pobreza, donde las personas deben restringir la ingesta de este recurso, y donde además siete de cada 10 centros de salud pública no tiene agua de forma regular, revelan informes de ONG.

Alrededor de 20 millones de personas en 20 de 24 estados del país tienen restricciones severas al acceso al líquido, indica María Eugenia Gil. “Un porcentaje altísimo”, agregó la representante de la Fundación Agua Clara en el programa Háblame bajito que transmite Radio Fe y Alegría Noticias.

Esto refleja las vicisitudes que deben sufrir los venezolanos para obtener agua potable.

Un vía crucis perenne

“De las personas que están conectadas al sistema de acueductos, 13.000.000 tienen interrupciones severas de agua”, reveló Gil. En Venezuela se puede pasar hasta un mes sin agua, pero hay poblaciones que tienen hasta más de siete años sin este servicio. El estado Falcón varios municipios no cuentan con acueductos; así otras tantas regiones.

Estiman que “casi 7 millones de personas no están conectadas al sistema de acueductos”.

Además, “más de 9.5 millones de personas disminuyeron la ingesta de líquidos por falta de agua potable”.

Otro dato del drama venezolano: 77% de los hospitales no contaron con electricidad, ni agua de forma regular y casi 81% de las escuelas no tuvo agua. Cayó en 60% la distribución del líquido.

De acuerdo a estos estudios, 90% de la infraestructura para distribuir agua necesita mantenimiento. Un retroceso de casi un siglo: en 1943, el Estado comenzó a llevar agua por tuberías en el país. La época de nuestros abuelos.

En plena democracia en 1993 se crearon las hidrológicas. Durante 55 años se hicieron los acueductos, los embalses, las plantas de potabilización, las plantas de tratamiento y toda la tubería que implicó la red nacional.

Pero en el socialismo del Siglo XXI, no se registra ninguna inversión en este sector, como tampoco en otros de significativa importancia para los ciudadanos. “Una tubería sin mantenimiento, plantas sin mantenimiento, ya van por 70 años”.

La red de acueducto “sufre de osteoporosis”, alegorizó la experta.



Los venezolanos deben ingeniárselas para tener agua. Algunos la buscan en un río, otros abren pozos en sus casas o compran a camiones cisternas. Este último plan significa destinar o buscar un promedio entre 20/25 dólares a la semana, cuando los sueldos mínimos no llegan a los 5 dólares.

Con estas alternativas, no se soluciona el problema, alerta Gil. “Potabilizar el agua es un proceso industrial y en las casas no podemos tener plantas, aunque se puede hervir el agua para alcanzar los mínimos de salubridad”, agregó.

Agua que no haz de beber

Otro grave indicativo de la desidia del régimen es que ocho de cada 10 venezolano está en peligro de consumir agua no potable. “El agua llega con mal olor y color diferente; los que se atreven a probarla, dicen que sabe mal”, revelan los estudios. Y aclara Gil que el agua no debe tener color, ni sabor, ni olor.

En Venezuela hay personas que nunca reciben agua, a pesar de estar conectados a la red de acueductos. De igual forma, hay otros casos extremos en los que el agua llega una vez cada dos meses o más.

Uno de los estados con mayores problemas de distribución de agua es el estado Bolívar, a pesar de ser la región que produce el 80% del agua dulce del país.

Cambio climático

Esta crítica situación se agrava con la emergencia global provocada por el cambio climático. “No es solo un problema de acueductos”, dijo.

Pero, Venezuela es un país de riqueza hídrica que podría mejorar la situación de la ciudadanía; solo con un Estado responsable se puede volver a tener agua potable en los hogares.

Mientras esto se espera, se recomienda purificar la que llegue a las casas, para evitar enfermedades, indica la especialista.

Así como en los países tercermundista: sugiere colarla con una franela, luego hervirla no más de 6 minutos, después se vuelve a colar con otra franela y ahí sí se lleva a una jarra con un poquito de sal antes de ponerla en la nevera.

Si las familias no tienen gas para hervir, para quienes tienen más posibilidades existen pastillas purificadoras o se puede clorar con el producto de uso comercial. Si la botella de cloro es al 3%, necesita una gota por cada litro y dejar que trabaje por unos 30 minutos.

Con información El Nacional