• July 13, 2024, 12:38 pm
  • info@hastaquecaigalatirania.com
  • Error>

Esposa del capitán Víctor Pimienta denuncia acusaciones infundadas y arbitrariedad judicial en su caso

Esposa del capitán Víctor Pimienta denuncia acusaciones infundadas y arbitrariedad judicial en su caso

Esposa del capitán Víctor Pimienta denuncia acusaciones infundadas y arbitrariedad judicial en su caso

Esposa del capitán Víctor Pimienta denuncia acusaciones infundadas y arbitrariedad judicial en su caso


Desde la Redacción Hasta que caiga la Tiranía.-

El capitán de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Víctor Alejandro Pimienta Salazar fue detenido en el año 2020 y acusado por el régimen venezolano de haber participado en la denominada Operación Libertad. Su caso, como el de muchos otros presos políticos, ha estado plagado de violaciones a los derechos humanos y a la justicia.

En conversación con Hasta que Caiga la Tiranía, su esposa, Sindy de Pimienta, cuenta cuál es el estado actual de su caso y cómo ha sido el proceso desde su detención.

¿Cuáles son las condiciones actuales del capitán Pimienta?

—Muy deplorables. Se encuentra en el centro de detención Rodeo I desde el 4 de abril de este año y todo es muy limitado, desde la comida hasta la comunicación, está en una celda 2x2 donde pasa 24 horas del día, en ese mismo lugar está una letrina donde hace sus necesidades, en ese mismo lugar come, se baña, etc.



¿Desde el momento de su detención ha podido tener contacto con su familia?

—Para nada, su detención fue el 4 de mayo de 2020 y la primera comunicación fue el 5 de noviembre de 2020 en una videollamada de 20 minutos donde me dijo que lo sentenciaron en una de las audiencias. Luego, cuando nos vimos personalmente el 12 de marzo de 2021 me dijo que no admitió los hechos, pero el juez del caso, José Mascimino Márquez, utilizó una firma de él para la admisión. La audiencia donde Víctor debía admitir o no los cargos nunca se realizó.



Cabe destacar que José Mascimino Márquez se desempeñó durante cuatro años como ¨juez contra terrorismo¨ y en ese tiempo conoció 56 casos de presos políticos militares y 69 de civiles detenidos por esas mismas razones. Se le conoce como uno de los juristas más vengativos al condenar a disidentes del chavismo. No obstante, en marzo del año pasado, fue detenido en el marco de un operativo contra la corrupción ordenado por Nicolás Maduro.

¿Cómo ha sido el proceso de defensa?

—Muy malo. Tiene defensa pública impuesta por el régimen, nunca le han permitido defensa privada, esa misma defensa nunca ha sabido darme respuesta concreta sobre su situación, incluyendo los delitos de los cuales se le acusa. Busqué ayuda con la coalición, donde autoricé a la Doctora Ana Leonor Acosta, pero nunca recibí información sobre el caso de mi esposo, solo sobre los más mediáticos.

¿Cuál es el estado actual de su caso?

—Está sentenciado por el caso Operación Gedeón a 24 años y 8 meses. Sin embargo, lo acusan por la operación Libertad, de la cual le hicieron audiencia preliminar el 17 de abril del presente año y le dieron el paso a juicio, a su vez lo llevaron hace meses a tribunales por un caso de explosivos el cual desconocemos por completo.



¿Algo que quisiera denunciar o testificar?

—Sí, primero, que realmente le han negado cualquier oportunidad a la defensa privada, por lo cual desconocemos por completo su proceso. Segundo, que lo acusan por la Operación Libertad donde él nunca participó, puesto que se encontraba en mi casa durmiendo conmigo y nos enteramos por una llamada contándonos lo que sucedía, cabe destacar que por eso incautaron nuestro apartamento. Tercero, que lo están acusando de un caso de explosivos que, para ser sincera, no entendemos porque ni él mismo sabe de lo que le hablan y, al parecer, repiten cargos que ya tiene; según lo que le dijo en ese momento la defensa.

¿Cuáles son sus expectativas actualmente respecto a la justicia?

—Que sea objetiva. A él le han violado todos sus derechos. Desde el mismo momento de su detención, el debido proceso nunca se cumplió. Han pasado 4 años y continúan violentando sus derechos, llevándolo a tribunales civiles siendo militar, lo mantienen en un lugar de reclusión con muchas arbitrariedades, torturas físicas y psicológicas. Espero ya su pronta salida en libertad por medio de una amnistía o la manera más viable.

¿Quisiera hacer un llamado a las autoridades o a la comunidad internacional?

—Quisiera por favor hacer un llamado para que nos ayuden a que no los olviden, que visibilicen su caso y el de todos los presos políticos en Venezuela, son muchas las situaciones que viven ellos y nosotros como familia. Siento miedo por él y por todos, porque no sé si en algún momento comiencen a verse las consecuencias de todo este terror, temo en especial por sus vidas.

Las violaciones a los derechos humanos y al debido proceso legal en su caso son una clara muestra de la arbitrariedad y la persecución política que caracteriza al régimen venezolano. Hoy, Sindy pide que no se olvide el sufrimiento de su esposo y de todos los presos políticos en Venezuela, rogando que se tomen medidas urgentes para garantizar su seguridad y libertad.