• February 21, 2024, 7:54 am
  • info@hastaquecaigalatirania.com
  • Error>

Antonio Marval, presidente TSJ legítimo: “La justicia es la columna de la democracia”

Antonio Marval, presidente TSJ legítimo: “La justicia es la columna de la democracia”

Antonio Marval, presidente TSJ legítimo: “La justicia es la columna de la democracia”

Antonio Marval, presidente TSJ legítimo: “La justicia es la columna de la democracia”


Desde la Redacción Hasta que caiga la tiranía

Ser magistrado es un sacerdocio, se requiere que esa persona conozca de equidad, justicia y democracia; no puede estar comprometido con partidos políticos, ni con el gobierno, porque debe manejarse con independencia para poder ejercer con autonomía la justicia, aclaró Antonio Marval, presidente del TSJ legítimo, en entrevista con nuestro director del canal Hasta que caiga la Tiranía, Norbey Marín.

Marval, es un fiel defensor de la democracia, de intachable trayectoria, y explicó el por qué -aunque pocos los nombran y no le dan el peso jurídico que tienen-, ellos son el Tribunal Supremo de Justicia legítimo. Es abogado especialista en Derecho Penal y Criminología, profesor de la Universidad de Carabobo, director de Prisiones del Ministerio de Justicia por los años 90, miembro del Foro Penal, defensor de los presos políticos, llegó a ser juez superior por 15 años.

En diciembre 2015, se eligió una nueva Asamblea Nacional, como lo establecía la Constitución Nacional y con ello la renovación del máximo tribunal supremo en el que él fue designado como presidente; pero de manera insurrecta Diosdado Cabello decidió conformar otro Parlamento sin seguir los pasos administrativos. Luego, en 2016, con una moratoria de dos años impusieron nuevos magistrados. Por lo tanto, tanto la AN y el TSJ del régimen son írritos, carecen de legalidad.

Ante el asedio del régimen, muchos magistrados tuvieron que emigrar por las persecuciones; “yo tuve que salir en balsas, no huimos, sino que debimos salir por el acoso que nos tenían, pero seguimos con el compromiso que juramos ante el pueblo venezolanos que seguiríamos cumpliendo con la Constitución Nacional”.

Una vez afuera, dijo que recibieron el apoyo del presidente de la OEA y quien les cedió la sede de este organismo. Especificó que fueron elegidos por 12 años, por lo tanto, es decir, el periodo culmina en 2027, sin embargo, no reciben pago alguno.

"Pasamos el mismo trabajo que los venezolanos que dejamos a Venezuela y empezamos de cero, y tuvimos que dedicarnos a otras actividades fuera de nuestras funciones tribunalicias. Hoy en día, estamos constituidos por 23 magistrados con suficiente estatura moral y académica, que trabajan por la libertad y la justica del país".

¿Cómo hacen para subsistir? "Gracias a Dios en Estados Unidos hay muchas posibilidades de trabajo, algunos magistrados han logrado conseguir en algunos bufetes privados, a destajos, pero yo no he podido dedicarme a este tipo de actividades, pero lo hago a nivel de plataformas como Amazon y Uber; todos han debido hacer las mil y unas para sobrevivir, y algún día podremos ir a las calles de Caracas a caminar con la cabeza en alto de que lo hicimos bien con honestidad".

Dijo que no se imaginaron llegar a la cúspide del poder judicial y terminar en el exilio.

“Inhabilitación contra MCM no tiene asidero legal

En cuanto al “bufete del terror” de Maduro que llevó a cabo la "inhabilitación" contra la líder opositora María Corina Machado, explicó el por qué este acto es írrito: "siempre hemos reiterado en diferentes decisiones y resoluciones que el TSJ irrito es irrespetuoso de los derechos humanos y de los venezolanos, además que ha cometido crímenes de lesa humanidad que no prescriben, han desviado el sentido real de la justicia. Es una decisión del tipo política, porque Maduro quiere escoger quiénes son sus contrincantes para no realizar unas elecciones auténticas, pero surge una experiencia esperanzadora con la unión de los diferentes organismos internacionales a favor de unas elecciones transparentes".

En este caso en particular, precisó Marval que MCM nunca ha podido ser juzgada y sometida a un proceso en que esté en tela de juicio su participación, por lo que no es solo una violación a los derechos humanos contra la candidata, sino contra todos los venezolanos de tener la opción de elegir a quien considera al más apto.

“Esta inhabilitación no tiene ningún asidero legal; los venezolanos tienen todo el derecho de manifestar para exigir sus derechos”, agregó.

Ratificó que quien hoy ostenta la presidencia del TSJ chavista ha declarado ser fiel al partido del régimen, como también el fiscal está en ilegalidad. Más tarde que temprano estas personas tendrán que pagar por estas injusticias.

Destacó que no cuentan con un fiscal general, porque la AN 2015 obvió crear esta figura; “sin embargo no nos quedamos de brazos cruzados, y acudimos a las diversas instancias internacionales de justicia donde servimos de conductos para que se haga justicia, pero no podemos cursar investigaciones, solo llevarlas a esos organismos”. Es un precedente.

Por ello, no pueden dictar sentencia, y los delitos que pesan sobre Nicolás Maduro, sobre quien llegaron a dictaminar que usurpa el poder, cuando renazca la democracia en Venezuela, les serán sumadas todas las atrocidades que se han cometido durante su dictadura.

Hay antecedentes de la Alemania Nazi de la aplicación de la justicia por los tribunales de Núremberg tras las aberraciones de Hitler, recordó Marval, por lo que en Venezuela quienes incurrieron en delitos de crímenes de lesa humanidad, los cuales no prescriben, serán juzgados.

Todavía hay muchas formas que no evadan su responsabilidad, están los jueces de instancia que tienen la posibilidad de reivindicarse, sobre todo, cuando les llegan casos de índole político, porque tendrán consecuencia jurídica, no solo por la mala aplicación legal, sino por omisión, apuntó el presidente del TSJ legítimo.

“La justicia es la columna de la democracia”

Consultado por nuestro director, de que la institución que representa el magistrado Marval fue muy crítica del interinato de Juan Guaidó, hasta solicitarle la entrega de memoria y cuenta, se le preguntó qué ha pasado con ello; tomando la referencia de Monómeros y los manejos de presupuestos para las instituciones democráticas, dijo que ellos apegados al Derecho vieron válido que Guaidó se juramentara presidente encargado, ante la falta absoluta de un mandatario nacional.

Aun así, como institución el TSJ legítimo siguió su curso y le exigió, cumplir con las rendiciones de cuentas; toda autoridad pública tiene que tener claro que debe rendir cuenta de los recursos administrados.

“siempre nos opondremos a la corrupción venga de donde venga. Hay un vacío tanto de Guaidó como de Figuera, a lo mejor por eso no nos quieren del régimen tampoco los del otro lado, nos desconocen, pero tenemos la conciencia y coadyuvamos a que haya justicia, y damos el todo por el todo para que se combate las violaciones a los DDHH, que nos hayan quitado los presupuestos, pero seguimos trabajando unidos, hoy es la única institución sólida que existe en Venezuela”, refutó la máxima autoridad de Justicia.

En un contexto de una caída de la dictadura chavista, se le consultó como piensa instituirse nuevamente para retomar las instalaciones del TSJ, aclaró Marval que sus funciones son por 12 años, y les queda aún muchos años.

Y para lograr ese proceso de paz, argumentó hay que instalar una justicia transicional para que puedan cumplir ese fusible para que renazca una nueva sociedad en un sistema democrático en que se garantice el Estado de Derecho; “la justicia es la columna de todo ese andamiaje, y haremos valer esos años que nos corresponde como magistrados y nuestro compromiso permanece incólume, como así lo juramos ante la Constitución y la Biblia. Somos hombres y mujeres que estamos dedicados a implantar nuevamente la justicia en Venezuela”.

Es importante que el país no debe caer en el terror que infunde el TSJ falso del régimen, y tener confianza que una vez que retorne la institucionalidad democrática será el Tribunal legítimo que dirigirá el proceso del retorno de la justicia, resumió nuestro director del canal Hasta que caiga la Tiranía, Norbey Marín.